Carmena renuncia también a los privilegios en el Club de Campo, Ifema, palcos de fútbol y teatros



Los concejales de Ahora Madrid prescindirán de los pases VIP del Club de Campo, la tarjeta Oro de Ifema y las entradas a conciertos, funciones o exposiciones

La alcaldesa y su equipo se han bajado el sueldo y han cedido sus localidades en los palcos del Bernabéu, la Caja Mágica, el Teatro Real o Las Ventas.

El valor estimado de las prebendas ronda los 350.000€ anuales.


Jaime Berenguer, exconcejal de UPyD y uno de los primeros en denunciar a los privilegios: "Con Gallardón, esto era un cachondeo".

Tener aparcamiento gratis, ir a exposiciones por la cara o pedir entradas para cualquier espectáculo, representación o concierto que se celebrase en instalaciones públicas o privadas de la Comunidad de Madrid era una práctica regular. Hasta el pasado 14 de junio. 
JAIME DE LA FUENTE/FLICKR

Manuela Carmena, alcaldesa por Ahora Madrid, y sus concejales decidieron al día siguiente de tomar posesión de sus cargos que renunciarían a cualquier "privilegio" del que dispusiesen los componentes de la corporación. Entre ellos están el palco VIP del Bernabéu, los tiques para la Caja Mágica o las tarjetas de Ifema. "Todo se cederá a la ciudadanía", asegura un portavoz.

La propia Carmena informó hace dos semanas de que cedía al Teatro Real el palco municipal, lo que reportaría a la institución unos ingresos de 100.000€ anuales. Después llegaron los coches oficiales, que se transformarían en "coches de incidencias" a disposición de cargos electos y funcionarios. Por último, pidió a Taurodelta, adjudicataria de la plaza de toros de Las Ventas, que dejase de enviar las entradas correspondientes a los 30 asientos del palco para autoridades consistoriales. Pero hay mucho más.

De Ifema al fútbol

En primer lugar, los veinte nuevos ediles abandonarán la tarjeta Club Feria Oro que expide Ifema y que da acceso ilimitado tanto a los pabellones como al aparcamiento. Si se tienen en cuenta solo las 70 ferias anuales celebradas en 2013 (último año con memoria de actividades disponible), un precio medio de entrada de 12€ y que la tarifa de reserva del parking por una jornada completa es de 9€, el alcance de esta prebenda es de 29.400€. 

Los representantes del partido de confluencia tampoco acudirán al palco del Santiago Bernabéu. Hasta el momento, el Real Madrid enviaba una invitación por encuentro al portavoz municipal. Un tique para uno de los palcos VIP del estadio cuesta de media 400€ por encuentro. A unos 29 partidos por temporada (19 de Liga, 4 de Copa y 6 de Champions, suponiendo que se alcancen las semifinales), el montante para una sola persona es de 11.600€. 

El coste aumentaría si se tienen en cuenta los coliseos del Atlético de Madrid, el Getafe o el Rayo Vallecano (estos últimos, mucho más económicos), que no enviaban invitaciones, pero las entregaron bajo petición en el pasado. 

Tampoco hay intención de pisar el Club de Campo. El exclusivo lugar de reunión de la elite madrileña fue objeto de polémica en 2013, después de que el periódico El Confidencial destapase la existencia de hasta 648 beneficiarios de pases exclusivos. Ana Botella limitó el número a unos 200 en 2013, entre ellos, expresidentes del Gobierno y la Comunidad, embajadores, concejales y periodistas. Un portavoz del complejo aseguró a 20minutos que no se expiden pases "de cortesía" -como se denominaban- a ningún cargo desde 2014, salvo que los interesados lo soliciten, cosa que no ocurrirá. 

Un socio del Club de Campo (hay 20.000 en la actualidad y varios miles de personas en lista de espera) debe abonar 2.230€ de matrícula y 704€ de cuota anual. Entregar un pase a la alcaldesa y las 19 personas de su equipo supondría que la empresa, con un 51% de capital público, dejaría de ingresar 58.680€ solo el primer año, sin contar el 90% de descuento sobre la tarifa que se aplica a los titulares al realizar algunas actividades. 

El anexo del programa de Ahora Madrid incluye como sugerencia ciudadana la reconversión de este espacio en una granja escuela, pero este no es un compromiso de la alcaldesa, recalca un portavoz municipal.

Cultura 'gratis'


La lista de "ventajas" consistoriales, denunciadas de manera reiterada por UPyD la pasada legislatura, continúa con el Masters de Tenis que se celebra en la Caja Mágica. La entradas, con precios de mercado de entre 8€ en las rondas previas y hasta 86€ para la final, desataban auténticas "peleas" en el Ayuntamiento, según Jaime Berenguer, exconcejal magenta.

 La situación se repetía con las entradas que el Rayo Vallecano repartía entre los vocales vecinos del distrito (nombrados por los grupos políticos) en virtud de su acuerdo de colaboración con la ciudad: "Si el que venía a jugar era el Madrid, el Barcelona o el Atlético, había tortas".

 Esta partida es difícilmente cuantificable, como lo es el reparto de invitaciones para exposiciones, funciones y representaciones teatrales. "Si trabajabas en el área de Las Artes, como era mi caso, te llegaban pases para todo tipo de salas municipales: el Fernán Gómez, el Circo Price, Matadero... Le dijimos al delegado Fernando Villalonga que no las queríamos. Se enfadó y nos contestó que, a partir de entonces, se lo pidiésemos por escrito", detalla Berenguer.

El exedil recuerda las peticiones que desde el Ayuntamiento se hacían para instalaciones como el Palacio de los Deportes (el mayor coliseo de conciertos de la ciudad) o los Teatros del Canal, ambos dependientes de la Comunidad de Madrid: "Yo distinguía entre los privilegios 'pasivos', como los del Club de Campo, y los 'activos', que son los que muchos concejales solicitaban a sus amigos y conocidos en la Comunidad para beneficiarse de su posición. Con Gallardón, más que con Ana Botella, esto era un cachondeo". 

En la Cabalgata de Reyes, cada concejal tenía 'derecho' a pedir invitaciones para el palco de autoridades para él mismo, su pareja y sus hijos. UPyD entregó las suyas a la Fundación Pequeño Deseo, que trabaja con niños y niñas con enfermedades crónicas o "de mal pronóstico". Eso, sin contar los palcos que las empresas que patrocinaban el desfile añadieron después. 

"Vamos a seguir la misma línea. Todo lo que suponga un factor de ahorro o que equipare a los concejales con el resto de ciudadanos, se cumplirá. No queremos privilegios. Eso se ha acabado", insisten desde Ahora Madrid. 

La suma de todas las partidas anteriores supondría una cantidad cercana a los 350.000€ al año, un dinero que no computa directamente como ahorro, ya que algunos conceptos tenían su origen en acuerdos con terceros y otros dependían de la demanda. El nuevo equipo subraya, en cualquier caso, que estas partidas dan "una idea" de la distancia que ha existido entre gobernantes y gobernados.

20minutos