La bajada de la luz: efectiva sólo hasta diciembre y consumidores la tachan de "electoralista"



El Consejo de Ministros ha aprobado una rebaja de los peajes, la parte regulada de la tarifa eléctrica, que supondrá una reducción media del recibo del 2,1%.

No obstante, la medida se aplicará sólo entre los meses de agosto y diciembre, según ha informado Industria y publicado este sábado el BOE.

Esa reducción "no es suficiente"para las organizaciones de consumidores, que reclaman la aplicación del a liberalización del sector.



Imagen archivo de una factura de electricidad. (JORGE PARÍS)
La reducción de un 4% la parte regulada del recibo de la luz, anunciada este viernes por el Ejecutivo y que supondrá desde agosto en una rebaja del 2,2% para los usuarios domésticos, tiene sin embargo, fecha de caducidad: concretamente, hasta diciembre, una vez hayan pasado las elecciones generales.

En un comunicado de Industria remitido tras el Consejo de Ministros, Soria recordaba que esta bajada de la factura "se va a aplicar durante los meses que quedan del año 2015, es decir, entre los meses de agosto y diciembre". Por lo tanto, dejaría de ser efectiva a partir de enero de 2016.

Lo mismo recoge el decreto ley publicado este sábado en el BOE, que indica además que esta medida "debe adoptarse con la máxima antelación posible para evitar saltos bruscos en la repercusión que estos cambios de precios podrían suponer para los consumidores en caso de retrasarse su aprobación, lo que rompería la estabilidad de precios actual", asegura el BOE.


Consumidores: "Es insuficiente y electoralista"


Por otro lado, organizaciones de consumidores han considerado que la bajada del recibido de la luz anunciada por el Gobierno es "insuficiente" e incluso "electoralista" tras varios años de subidas.

"Sea bienvenida cualquier tipo de rebaja, pero los consumidores necesitamos más, necesitamos planes, algo que nos dé la sensación de que está cambiando algo en el sector eléctrico, que necesita una reforma en mayor profundidad, dotarlo de mayor competencia", ha declarado David Hurtado, portavoz de CECU.
Esa reducción "no es suficiente", ha insistido, a la vista del encarecimiento de los últimos años.

Ha reclamado que la liberalización del sector, que tuvo lugar hace muchos años, tiene que funcionar para que el ciudadano se vea beneficiado por una situación de "competencia real".

El portavoz de Facua, Rubén Sánchez, ha destacado que se trata de una medida con "tintes electoralistas".

Además, la decisión del Consejo de Ministros es para Sánchez "una tomadura de pelo" para el consumidor doméstico, ya que la reducción anunciada va a ser "ínfima". Ha criticado también que tal anuncio del Gobierno se produzca después de una legislatura en la que se ha multiplicado por dos la tarifa.

"La bajada anunciada ahora no va a tener una incidencia que se note" y es solo "un parche más" en la situación que viven los españoles en cuanto a la carestía de la electricidad, ha concluido Sánchez.