Condenan a empresa y delegados por suscribir un convenio vulnerando el principio de correspondencia



Imagen archivo 20minutos




La Dirección General de Empleo, mediante resolución de 3 de agosto de 2015, publica y registra la sentencia de la Audiencia Nacional, relativa al 
Convenio colectivo de GSA Soluciones Empresariales, SLU.

GSA es una empresa multiservicios, que ofrece en su página Web servicios de 

hostelería, industria y servicios generales.

La empresa y los tres delegados elegidos en las elecciones sindicales constituyeron la mesa negociadora para la negociación del convenio, aprobándose ese mismo día el citado texto.


La Audiencia Nacional condena a la empresa GSA Soluciones Empresariales SLU y a los delegados de personal, al mismo tiempo que anula el Convenio colectivo, ya que considera probado que se suscribió únicamente con los delegados de las oficinas centrales, situadas en Arturo Soria de Madrid, aunque la intención de los contratantes fue que se aplicara a todos los centros y lugares de trabajo de la empresa, así como a los que se pudieran abrir en el futuro. 


Se hace absolutamente evidente, como subrayó el Ministerio Fiscal, la quiebra del principio de correspondencia, puesto que los delegados firmantes del convenio representaban únicamente a los trabajadores del centro de Madrid, aunque obtuvieran una exigua votación favorable, puesto que ninguno de ellos obtuvo, siquiera, la mitad del censo electoral, lo que no les impidió negociar un convenio que afecta a todos los centros de la empresa presentes y futuros.


Se impone, por tanto, la estimación de la demanda en todos sus términos, formulada por los sindicatos más representativos de ámbito estatal, anulando el convenio, sin que quepa desnaturalizarlo como acuerdo extraestatutario, puesto que nunca fue esa la voluntad de sus negociadores, quienes quisieron suscribir claramente un convenio de empresa en los términos ya expuestos. - Por lo demás, los delegados elegidos en oficinas centrales de Madrid representan únicamente a los trabajadores de dicho centro de trabajo, lo que les legitimará, en su caso, para promover una negociación de dicho centro, si lo estiman oportuno, pero nunca estarán legitimados para negociar un convenio de ámbito superior, ya sea estatutario o extraestatutario.


Fuente: BOE