El ingreso mensual más frecuente de los españoles se sitúa entre 600 y 900 euros netos


Billetes de 100 euros. (OCU)

El ingreso más frecuente de los españoles está comprendido entre los 601 y los 900 euros netos al mes. Más concretamente, el 14,8% de las personas percibe unas rentas que oscilan entre esas cantidades.
Así se desprende del barómetro de julio de 2015 que ha publicado este miércoles el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas), cuyos datos —que se han obtenido con las respuestas de una muestra de casi 2.500 personas— arrojan luz y suponen una radiografía del mercado laboral actual de nuestro país.
Los españoles con unos ingresos medios que oscilan entre los 901 y los 1.200 euros netos se sitúan en segundo lugar, con el 12,8% del total, seguidos de cerca por el 12,7% de las personas que cuentan con unas rentas mínimas, entre los 301 y los 600 euros al mes. Las personas que no perciben ingresos de ningún tipo, sin embargo, representan el mayor porcentaje, el 18% del total. 

Variaciones respecto a 2014

Estos datos, sin embargo, han sufrido variaciones con respecto al mismo ejercicio del año anterior. En concreto, el número de españoles que cuenta con unos ingresos comprendido entre los 601 y 900 euros ha ascendido siete décimas respecto a los resultados que obtuvo el organismo en la encuesta de julio de 2014, cuando las rentas personales del 14,1% de los encuestados se sitúaban en esa misma escala.
Entonces, las personas con unas retribuciones entre 301 y 600 euros se colocaban en julio de 2014, con el 12,8%, en segunda posición, por delante de los españoles que tenían unas rentas mensuales entre 900 y 1.200 euros, que representaban el 12,5%. En ese mismo ejercicio, el porcentaje de personas que no percibían ingresos de ningún tipo se situó en el 18,1% del total, un 0,1% más que en julio de 2015.

La empresa privada predomina sobre la pública

Del total de trabajadores en España, el 76,4% trabaja en una empresa privada, frente al 4,6% que hace lo propio en una pública y al 15,7% que se dedica profesionalmente a la Administración Pública.
Los asalariados fijos siguen siendo, con diferencia, los que dominan el mercado laboral actual. Tal y como se desprende de la encuesta, el 55,3% trabaja o trabajaba con esas condiciones, seguido por los asalariados eventuales o interinos (con carácter temporal) que suman el 24,9% del total, mientras que los autónomos representan el 14,3%.
A la cola se encuentran los miembros de las cooperativas, con un 0,1%, y la ayuda familiar sin remuneración reglamentada en la empresa o negocio de un familiar, que se sitúa en el 0,2%.
Por profesiones, el 22,3% de los encuestados trabaja actualmente o trabajó en servicios de restauración, protección o como vendedores, por delante de los trabajadores de industrias manufactureras y de la construcción, con el 15%, mientras que los profesionales científicos e intelectuales representan el 13,8%. Las personas sin ocupación o que viven de las rentas se sitúan a la cola con el 0,1%.
Por sectores de actividad, el servicios se ha convertido en uno de los sectores predominantes que empuja la economía española, ya que el 64,4% de los trabajadores —y con un amplísimo margen el segundo— se dedica o se dedicaba en su último oficio a profesiones relacionadas con el sector terciario.
La industria se sitúa segundo con el 16,3%, mientras que la construcción, con el 9,8%, logra colarse en el Top 3. La agricultura queda relegada a un cuarto puesto con el 8,1% del total.