Algo más de cuatro de cada diez parados no cobra ningún tipo de ayuda por desempleo

El paro aumentó en octubre en 82.327 personas y alcanza los 4.176.369. EFE

La cobertura del sistema de protección por desempleo fue del 54,49 % en septiembre de 2015, lo que supone un descenso de más de dos puntos porcentuales respecto a un año antes e implica que algo más de cuatro de cada diez parados no cobraba ningún tipo de ayuda por desempleo.

De acuerdo con los últimos datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, de los 4.094.042 parados registrados que había en septiembre, 2.102.616 se beneficiaban de algún tipo de ayuda por desempleo, lo que representa un descenso del 12,1 % respecto al mismo mes de 2014.
De este total de beneficiarios, 933.661 personas recibían el subsidio por desempleo (9,9 % menos), 771.468 desempleados la prestación contributiva (19,8 % menos), y 239.328 personas la Renta Activa de Inserción (8,3 % menos).
Asimismo, 126.815 personas se beneficiaban del subsidio para eventuales agrarios (4 % menos); y 31.344 desempleados, de la nueva ayuda para parados de larga duración con cargas familiares del Plan de Activación para el Empleo que entró en funcionamiento a comienzos de año.
El gasto total en prestaciones por desempleo se situó en 1.638.164 euros en septiembre, el 14,6 % menos que en el mismo mes de 2014.
De esta forma, el gasto medio mensual por persona (sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura) fue de 800,6 euros, 22,9 euros menos al mes que un año antes.
El número de solicitudes de prestaciones en el territorio nacional registradas en septiembre ascendió a 655.336 (9,2 % menos), las altas tramitadas fueron 628.167 (11,3 % menos) y el plazo medio de reconocimiento fue de 1,9 días (cifra un 30,3 % superior a un año antes).
El número de beneficiarios extranjeros fue de 193.701 personas, lo que representa un 13,5 % menos, aunque el descenso fue superior en los beneficiarios procedentes de países no comunitarios (14,8 % menos) que en los del entorno comunitario (11,8 % menos).
El gasto de las prestaciones de los beneficiarios extranjeros fue de 122,6 millones (15,6 % menos), que en relación con el gasto total de las prestaciones por desempleo supone el 7,5 %.