Paro juvenil, deuda pública... Bruselas 'catea' a España en siete de los 14 índices de desequilibrio

Un grupo de personas hacen cola frente a una oficina de empleo en Madrid. (GTRES

La Comisión Europea (CE) ha advertido este jueves de que España suspende la mitad de los 14 indicadores sobre los desequilibrios macroeconómicos que acumula su economía, como el alto desempleo o la amplia deuda pública y privada, por lo que recordó que tiene que tomar "acciones decisivas".
lEspaña sigue sin respetar los estándares aconsejados por Bruselas en materia de desempleo,deuda públicadeuda privada, posición neta de inversión internacional y pérdidas en la cuota de mercado de las exportaciones.
Además, tampoco cumple con dos de los tres nuevos indicadores introducidos por la Comisión Europea en su análisis conocido como el "Mecanismo de Alerta" sobre la situación económica de los países europeos. Estos tres indicadores se centran en el empleo y España incumple los dos relacionados con la tasa de desempleo de larga duración de la población activa y la relativa al paro de los jóvenes activos de entre 15 y 24 años.
"Además", apunta la Comisión Europea, "la mejora de la situación en el mercado de trabajo no se ha traducido en una reducción de los indicadores de pobreza, que siguen estando entre los más altos de la UE".
Tasa de desempleo y su evolución de 2013 a 2015. (COMISIÓN EUROPEA)
Este año, España sigue cumpliendo el corte de Bruselas en otros seis indicadores: el tipo de cambio efectivo, la balanza por cuenta corriente, los costes laborales unitarios nominales, los precios de la vivienda, el flujo de crédito al sector privado y los pasivos totales del sector financiero.También aprueba en tasa de actividad del total de la población, otro de los nuevos marcadores introducidos este ejercicio.

"Se requiere una acción decisiva"

La Comisión ha recordado que ya advirtió el pasado febrero que España acumula desequilibrios macroeconómicos que "requieren una acción decisiva y una vigilancia específica, en particular respecto a los altos niveles de endeudamiento privado, público y externo en un contexto con alto desempleo".
Además, se señala que cree "útil, también teniendo en cuenta la detección de desequilibrios que requieren acciones decisivas y una supervisión específica, examinar más los riesgos relacionados y vigilar el progreso en la suavización de los desequilibrios excesivos", una recomendación que no es nueva para España.
Esto se llevará a cabo de manera coordinada con las misiones de vigilancia de la deriva económica española que se efectúan tras el fin del rescate concedido al país para sanear su banca.
Con estos datos, el Ejecutivo comunitario decidirá en primavera si los desequilibrios detectados pueden considerarse "excesivos" o no.  Si España siguiera suspendiendo los indicadores de manera persistente y no tomase las medidas necesarias para corregir los desequilibrios, la CE podría llegar a proponer, como último recurso, al Consejo de la UE que imponga una multa equivalente al 0,1% del PIB anual (unos 1.000 millones de euros).